Skip to main content

Hay dos noches mágicas en el año, una es la Noche de Reyes y la otra la que acontece hoy.
Noche que se celebra desde tiempos antiguos en las que se veneraban las fuerzas sobrenaturales con el fuego. El fuego como elemento purificador.
En Cantabria las hogueras de la noche de San Juan perpetúan la antigua tradición purificadora. Este fuego purificador ahuyenta a los caballitos del diablo. Estos seres tienen larguísimas alas parecidas a las de las libélulas.
Como los caballitos del diablo no pueden acercarse a la hoguera de San Juan que arde en la plaza de cada pueblo, porque es un fuego sagrado, la gente acude sin miedo a cantar y bailar alrededor de la hoguera, evitando encontrarse con ellos.

Así que preparémonos esta noche para salir a bailar y ahuyentar a los caballitos del diablo hasta el próximo año.

¡FELIZ NOCHE DE SAN JUAN!!

san juan2015